Consultoria
CyberDay y su pésima preocupación por el cliente
2017 M05 29
Pablo Morales

Hace años me quedaba despierto la noche anterior esperando ser el primero en aprovechar las tentadoras ofertas del CyberDay, para poder comprar el smartphone de moda o un viaje al Caribe a mitad de precio. Pero año tras año era la misma decepción: precios inflados y con descuentos artificiales, ofertas hasta agotar stocks ridículos, productos descontinuados o páginas que simplemente colapsaban ante la demanda de cientos de miles de ingenuos compradores.

La dinámica se repite todos los años en el CyberMonday, CyberDay, CyberWeek o CyberLoQueSea:

  1. Los ejecutivos de las tiendas promocionan sus ofertas y aseguran que este año sí que sí mejoraron sus portales web.
  2. El Sernac, como siempre, llama a cotizar.
  3. Comienza el Día D.
  4. Las redes sociales se inundan mayoritariamente con quejas sobre las ofertas, páginas, atención, entre otros.
  5. Las tiendas sacan “cuentas felices”.

Sin embargo, los últimos años un hecho me llamó poderosamente la atención: los portales web comenzaron a implementar “listas de espera”. La solución para que los cybercompradores pudiesen vitrinear tranquilos ante la gran demanda durante el día del evento. Las filas de espera funcionan más o menos así:

  1. El cyberingenuo ingresa al portal web y obtiene un número de espera.
  2. La lista avanza y debe esperar unos 10 minutos promedio para poder ingresar.
  3. Llega el turno y el cybercomprador puede vitrinear y comprar tranquilo por alrededor de 15 minutos.
  4. Si no completa la compra, es expulsado de la página y es el turno de otro comprador.

turno

Así se aseguran de mantener un flujo de usuarios controlado y constante con el fin de no sobrecargar sus servidores. “Una solución práctica y muy elegante”, sería lo que diría yo si estuviésemos en una panadería en 1980. Pero estamos en el siglo XXI, la era de la inmediatez, donde puedo hablar con cualquier persona del mundo en prácticamente tiempo real. ¿Por qué debería tolerar una lista de espera para vitrinear en un espacio digital y virtualmente ilimitado como lo es internet?. ¿Se imagina tener que esperar su turno para ver una película en Netflix?

El CyberDay es un evento que dura 24 horas al año en donde los portales son visitados por cientos de miles de usuarios simultáneamente. Parece razonable argumentar que no se puede mantener servidores web con tal capacidad ociosa durante los restantes 364 días. Pero no es así.

El caso Amazon.com

Hace varios años, Amazon.com, una de las empresas de ventas por internet más grandes del mundo, se enfrentó a este mismo problema: cómo satisfacer la demanda de miles de millones de usuarios simultáneamente, sobre todo en días como el CyberMonday (el original). Fue así como desarrollaron una de las plataformas de computación en la nube más grandes del planeta, y no solo eso, la solución les quedó tan bien hecha que la comenzaron a comercializar como Amazon Web Services (AWS).

aws

Muy bonito pero, ¿cómo funciona?

Entre las decenas de servicios que ofrece Amazon Web Services, hay un subconjunto que se resume como “Servidores elásticos”. Tienen la característica principal de que crecen (o decrecen) en base a la demanda. Por ejemplo, si muchos usuarios ingresan simultáneamente a mi portal web, entonces el servidor crece elásticamente (almacenamiento, memoria, capacidad de procesamiento, bases de datos, etc) para satisfacer dicha demanda. Al contrario, si el flujo de usuarios comienza a disminuir, entonces los recursos computacionales se comienzan a liberar, es decir, se estira y se encoge igual que un elástico: pocas veces un concepto computacional tiene un nombre tan descriptivo.

elastico

Y ¿cuáles son los beneficios?

Básicamente seis:

  1. Pague solo lo que utilice: Ya no es necesario invertir en nuevos servidores. Todo se convierte en gastos variables.
  2. Economía de escala: Amazon es la compañía de computación en la nube más grande. Los costos se prorratean en miles de clientes alrededor del mundo.
  3. Céntrese en su core bussiness: ¿Para qué mantener sus propios datacenters?
  4. Deje de adivinar capacidades: ¿Cuánta memoria necesita el servidor? ¿Qué disco duro necesita? Olvídese. Con la computación elástica eso es cosa del pasado.
  5. Sea mundial en minutos. Con los datacenters de Amazon.com distribuidos en todo el mundo, puede atender la demanda de usuarios de cualquier lugar con un par de clicks.
  6. Seguridad: La plataforma de computación en la nube más grande del mundo es también una de las más seguras.

Así, con el uso de algunas de las ventajas de la computación en la nube, podríamos contar con páginas que no colapsen durante eventos como el CyberMonday. Se eliminarían las tediosas y anticuadas listas de espera virtuales. Ya no se caerían los portales de venta de pasajes online durante la temporada alta. Tampoco sufrirían los votantes con el colapso del SERVEL, ni los estudiantes con los resultados de la PSU. Por eso Netflix también utiliza AWS. Por eso nosotros también usamos AWS con nuestros clientes. Esta sí es una solución digna del siglo XXI, solo nos faltaría contar con ofertas reales para tener un CyberDay más amable con los usuarios.

Agende una reunión

para conversar sobre su proyecto, resolver dudas y solicitar una cotización.

Leer más